Quienes somos

La Possessió de Galatzó forma parte de la Serra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2011  en la categoría de “paisaje cultural”. La declaración hace especial énfasis en la relación entre el hombre y la naturaleza, la transformación del medio natural original para aprovechar los recursos naturales de la manera más inteligente posible con los medios y los conocimientos de cada época histórica.

Es la cultura asociada al territorio, por tanto, la que mantiene y conserva la Serra de Tramuntana tal como es, por lo que conservar la Serra implica necesariamente conservar la cultura asociada a la conservación del territorio así como sus usos y costumbres tradicionales.

Poco tiene que ver la Mallorca de hace dos generaciones con la actual y eso ha provocado una desconexión generacional que, en general, ha despreciado la experiencia transmitida por nuestros mayores y sin la cual la Serra de Tramuntana no sería lo que hoy es.

Es por este motivo por el que, quizás, conservar la Serra de Tramuntana es conservar los conocimientos que heredaron generación tras generación los que de verdad trasnformaron el territorio para que hoy lo podamos disfrutar.

Pisamos por primera vez la Possessió de Galatzó en el año 1993. Durante más de una década, de la mano de l’Amo en Miquel de Galatzó tuvimos el privilegio de aprender gran parte de los secretos culturales de la gestión de las fincas de montaña de la Serra de Tramuntana. L’Amo en Miquel había estado relacionado con la possessió desde 1944 siendo un chaval de la mano de sus hermanos mayores, y también había gestionado diversas fincas de montaña en la zona de La Calobra, antes de volver a Galatzó en los años 70 para gestionar directamente la possessió.

La possessió pasó a ser de titularidad pública en el año 2006 con la compra de la misma por parte del ayuntamiento de Calviá ofreciendo una oportunidad única para compartir aquella experiencia y desde aquel momento nos pusimos a disposición de la nueva propiedad para colaborar en su conservación y en la difusión de su valores culturales. Actualmente colaboramos con el Ayuntamiento de Calviá en la compatibilización de la conservación de la finca municipal y su uso público.

Con este proyecto queremos recordar aquel paisaje que hoy ya guardamos en nuestra memoria.